Skip to main content

Evita el plagio en tu trabajo Fin de Grado y Fin de Máster: Tipos de plagio

Ciberplagio

  Cuando realizamos trabajos basándonos en información obtenida en Internet sin enlazarla o citar a su autor/es.

  La información obtenida en Internet está protegida por la Ley de Propiedad Intelectual al igual que el resto de las obras.

Debes pedir permiso al autor explicando para qué lo quieres  y no olvidar citar al autor y la fuente, y enlazarlo, así no infringes ninguna ley.

Y evaluar la calidad de las páginas que consultas.

Plagio intencionado

   - Es un engaño consciente, cuando se presenta como propio lo que no lo es:

  • Copiar y pegar de Internet.
  • Copiar las palabras o ideas de otros, sin citarlas, para hacerlas pasar como propias.
  • Comprar, robar o tomar prestado un trabajo redactado por otra persona para hacerlo pasar como propio.
  • Descargar trabajos ya hechos.
  • Presentar el trabajo de otra persona como propio.
  • Pagar a otra persona para que escriba el trabajo y hacerlo pasar como propio.

En muchas ocasiones se debe a la pereza, desidia, falta de motivación e interés en la realización del trabajo.

Plagio inconsciente o no intencionado

 - Se produce por desconocimiento de lo que constituye  el plagio.

  • Es el que más común al comienzo de la universidad.
  • Al desconocimiento se le une una mala organización.
  • Falta de interés al preparar los trabajos.
  • No se incluyen las citas  o no se hacen correctamente.
  • Se parafrasea sin realmente alejarse del texto original.
  • Se desarrollan pensamientos o teorías basadas en ideas ajenas, sin citar.

Toma notas: Este tipo de plagio inconsciente se debe muchas veces a una mala organización de la bibliografía, utiliza gestores bibliográficos para crearte una base de datos de referencias bibliográficas para uso personal.

Autoplagio

  Entregamos trabajos o resultados propios de trabajos anteriores como si fueran actuales sin indicarlo, a veces utilizando distintas palabras para hacerlo parecer diferente.

 

Enlaces

 

La doctrina de las audiencias provinciales españolas permite recoger el enlace mediante un hipervínculo, no el documento, aunque la Justicia Europea declara ilegal los enlaces a copias piratas, salvo cuando se cumplen dos condiciones de forma simultánea: que esa actividad de enlazar se efectue sin ánimo de lucro y que quien ponga el enlace no sepa y no pueda saber razonablemente que se trata de una copia pirata.

Licencia Creative Commons
Biblioteca de la Universidad de Sevilla Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.