Ir al contenido principal

Evaluación Sexenios 2023

Defensa narrativa de la aportación

Como novedad de la convocatoria de sexenios de 2023, tomará como referencia para la evaluación de las aportaciones la narrativa aportada por la persona solicitante. Por tanto, la defensa de cada aportación debe articularse narrativamente, utilizando los indicadores bibliométricos de forma que nos permitan elaborar una breve explicación que los contextualice en el área específica.

Para la defensa de la aportación, se propone aquí articular la narrativa en función de los baremos, tanto el general como los específicos de cada campo, para destacar con claridad y concisión aquellos puntos que los comités asesores proponen. 

Cada uno de estos puntos deben aportar evidencias e indicadores que permitan a los comités valorar los argumentos narrativos propuestos por la persona solicitante, mediante el uso de datos objetivos.

Consulta aquí el baremo general.

Consulta aquí los baremos específicos de cada campo.

En la Resolución de 5 de diciembre, por la que se publican los criterios para la evaluación de la actividad investigadora, se ofrece una tabla de dimensiones, métricas y fuentes, en la que se proponen diferentes tipos de indicadores para cada uno de los ámbitos de evaluación propuestos en los baremos.

En los siguientes apartados de esta guía, se tratarán de exponer algunos de esos indicadores en el contexto de cada uno de los puntos evaluables según los baremos.

Consejos para redacción narrativa de la aportación

Algunos consejos previos para la justificación narrativa de la aportación:

  1. Es la persona solicitante la que selecciona los aspectos más destacables de la aportación, teniendo en cuenta los ámbitos de evaluación marcados por los baremos y criterios. Por ello, prioriza siempre lo más favorable.
  2. La narración debe ser clara y directa. La persona evaluadora debe ver de forma rápida y clara los principales indicadores que demuestren el argumento narrado por la persona solicitante.
  3. Estructurar la narración siguiendo los apartados destacados por los baremos general y específicos.
  4. Prioriza los datos o indicadores destacados en los baremos (índices de impacto, citas contextualizadas, etc.).
  5. Céntrate en los datos que puedas obtener y siempre los más favorables. Evita mencionar la ausencia de indicadores.
  6. Contextualizar todos los datos aportados. No se deben reseñar únicamente los indicadores encontrados por la aportación, sino explicar el contexto de los mismos: media de citas del área de conocimiento, percentil, etc.
Licencia Creative Commons
2.985.468 visitas     Biblioteca de la Universidad de Sevilla Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.