Skip to Main Content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

Índice h: Introducción

¿Qué es el índice h?

Podemos definir el índice h como un indicador bibliométrico —válido para medir la trayectoria de investigadores, revistas e instituciones— que equipara la cantidad de publicaciones y las citas recibidas por ella, combinando, por tanto, productividad con impacto. 

Dicho sistema de medición fue propuesto en 2005 por el físico estadounidense Jorge Hirsch. 

¿Cómo se calcula?

Para calcularlo, tendríamos que seguir los siguientes pasos:

1.- Ordenar nuestras publicaciones según el número de citas recibidas: de mayor a menor. 

2.- Numerar las publicaciones: el primer lugar lo ocupará la que tenga el mayor número de citas.

3.- A continuación, habría que comprobar que el número de citas es mayor o igual al número de orden que ha obtenido ese artículo. 

4.-Localizar el artículo cuyo número de citas sea inferior a su número de orden, pues ello nos ayudará a determinar el índice h

5.- El número de orden del artículo que se encuentra justamente encima será el índice h, pues constituye el último punto en el que el número de citas es igual o mayor que la posición.

En el ejemplo, el índice h del investigador o investigadora sería 15. Esto significa que tiene 15 artículos que han recibido un mínimo de 15 citas cada uno. 

Ventajas e inconvenientes

 

Entre las fortalezas del índice h podemos destacar las siguientes:

  • Relaciona la cantidad y la calidad de la producción científica, pues tiene en cuenta el índice de productividad de un investigador y el éxito que aprecian sus pares en esas propuestas (en función del número de citas recibidas).
  • Es fácil de calcular.
  • Es útil para detectar a los investigadores más destacados en cada disciplina. 
  • Tiende a valorael esfuerzo científico prolongado a lo largo de toda la vida académica.

Como puntos débiles del índice h suele mencionarse que:

  • No aprecia las citas por encima ni por debajo del índice.
  • El índice h de un investigador varía en función de la fuente consultada. Por lo tanto, no puede obtenerse el impacto total de un autor o un grupo de autores de forma automática, pues no todas las publicaciones están indexadas en las herramientas disponibles.
  • No es consistente, ya que un mismo artículo puede elevar el índice h de uno de sus firmantes pero dejar igual el de los otros.
  • No es válido para establecer comparativas entre investigadores pertenecientes a distintas áreas o campos científicos.
  • No tiene en cuenta la calidad de las revistas donde se publica. 
  • Da prioridad a la cantidad sobre la calidad de las publicaciones, promocionando de este modo a los productores masivos de artículos frente a los autores que publican pocos textos, aunque estos sean muy relevantes y ampliamente referenciados. De igual modo, aquellos investigadores que estén iniciando su actividad científica tendrán un índice h bajo a pesar de que su trabajo pueda resultar muy relevante en su área. 
  • Las investigaciones colectivas pueden influir en índices h ficticios ya que se contabiliza la publicación y sus citas para todos los autores firmantes, independientemente del número de estos. 

Variantes del índice h

Para tratar de subsanar las posibles debilidades atribuidas al índice h, han surgido diversas alternativas. Entre las más conocidas, podemos citar: 

- Índice m. También propuesto por Hirsch con el fin de paliar el problema de que los investigadores noveles se vean desfavorecidos en el cálculo del índice h. Es el resultado de dividir h entre el número de años de carrera como investigador, contada a partir de la primera publicación en una revista científica.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que ambos índices miden magnitudes diferentes: el índice h se ocupa del impacto que ha tenido la producción completa de un investigador en su área científica, mientras que el índice m se encarga de medir el impacto durante un periodo de tiempo corto y reciente.

- Índice i10. Hace referencia al número de publicaciones académicas que han recibido al menos diez citas cada una de ellas.

- Índice h5. Se trata del índice h limitado a las citas recibidas por los artículos de un investigador o de una revista en los últimos cinco años naturales completos. De este modo, es posible comparar trayectorias investigadoras (como, por ejemplo, la de un investigador veterano y la de uno joven con cinco años de vida académica serían comparables mucho mejor con el índice h5 que con el índice h).

Además de los mencionados, existen otras variantes, tales como el índice g (propuesto por Leo Egghe en 2006, mucho más complejo en su cálculo y no tan ampliamente aceptado ni extendido), el índice h-core (conjunto de artículos que tienen un número de citas igual o superior al número del índice h), el índice a (número medio de citas que reciben los artículos del h‐core)...

Licencia Creative Commons
2.985.468 visitas     Biblioteca de la Universidad de Sevilla Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.