Skip to Main Content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

Guía de Emergencia Climática: Fundamentos

Introducción

Desde el inicio de la historia del planeta, ha habido cambios en las estructuras del clima motivados por factores de origen natural, pero el cambio climático actual está originado por la actividad humana y está directamente relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero que incrementan progresivamente la temperatura global. La vida se ha ido adaptando a las diversas modificaciones de la temperatura; sin embargo, el cambio al que nos enfrentamos es catalogado como emergencia climática porque nunca se habían registrado cambios a esta velocidad.

La quema de combustibles fósiles, la transformación de ecosistemas naturales en tierras de cultivo, la minería, la industria química, la agricultura y muchas otras actividades humanas está modificando los ciclos biogeoquímicos. La alteración del ciclo biogeoquímico del carbono está provocando actualmente el cambio climático global.

Superar el incremento en más de 2ºC de temperatura implicaría grandes riesgos para el planeta, ya que se activarían bucles de retroalimentación positivos del carbono y del metano, además de interrumpirse la circulación oceánica, motor de la actual distribución climática del planeta. Por tanto, superar este límite máximo supondría la incapacidad de predecir los futuros comportamientos del clima por parte de los modelos climáticos. De ahí que este límite de 2ºC sea muy arriesgado y se fije en 1’5ºC como máximo para el año 2030, teniendo que reducirse a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para dicho horizonte con carácter urgente.

Comprender las raíces económicas del cambio climático requiere:

  • Entender cómo se han construido las relaciones sociales y económicas y las relaciones con la naturaleza.
  • Trascender los dualismos sociedad/naturaleza, individuo/comunidad, razón/emoción.
  • Desvelar algunas de las dependencias del sistema económico más invisibilizadas por el pensamiento económico dominante, como son: 1)  la explotación de la naturaleza, 2) los trabajos de cuidados realizados mayoritariamente por las mujeres  y 3)  la explotación de los países y los pueblos dedicados a exportar naturaleza.

En lo material hay que estudiar el metabolismo social de los procesos económicos (intercambio de materiales y energía con el entorno), que ha experimentado un tránsito desde un metabolismo circular y sostenible a un metabolismo lineal que genera el agotamiento de recursos (entradas) y el deterioro ambiental (salidas), como el cambio climático.

Es importante subrayar que siendo el Cambio Climático una consecuencia de este metabolismo socioeconómico se haya erigido en protagonista del problema ambiental prescindiendo de la consideración del extractivismo que lo provoca.

La desertificación, la degradación de los suelos por sobreexplotación agrícola, el vaciado y la contaminación de acuíferos, la deforestación, la contaminación del aire y el agua, las mareas negras, la sobreexplotación minera, la construcción de infraestructuras como presas o carreteras, los accidentes y residuos de industrias químicas, mineras y nucleares están provocando lo que se conoce como migraciones ambientales.

También provocan estas migraciones fenómenos como sequías, inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas o huracanes que no tienen un origen antrópico en algunos casos y en otros están favorecidos por el cambio climático. Las consecuencias de estos fenómenos naturales suelen verse empeoradas por falta de previsión y por la preferencia de la adaptación frente a la mitigación, por lo que acaban convirtiéndose en "catástrofes naturales".

La Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad define el derecho a la ciudad como el usufructo equitativo de las ciudades dentro de los principios de sustentabilidad y justicia social. Se  entiende como un derecho colectivo de los habitantes de las ciudades, en especial de los grupos empobrecidos vulnerables y desfavorecidos, que les confiere la legitimidad de acción y de organización, basado en sus usos y costumbres, con el objetivo de alcanzar el pleno ejercicio del derecho a un patrón de vida adecuado. El Derecho a la Ciudad es interdependiente de todos los derechos humanos internacionalmente reconocidos e incluye, por tanto, todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales que ya están reglamentados en los tratados internacionales de derechos humanos.

El territorio de las ciudades y su entorno rural es también espacio y lugar de ejercicio y cumplimiento de derechos colectivos como forma de asegurar la distribución y el disfrute equitativo, universal, justo, democrático y sustentable de los recursos, riquezas, servicios, bienes y oportunidades que brindan las ciudades. Por eso el Derecho a la Ciudad incluye también el derecho al desarrollo, a un medio ambiente sano, al disfrute y preservación de los recursos naturales, a la participación en la planificación y gestión urbana y a la herencia histórica y cultural.

Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad (2012): Foro Social de las Américas - Quito, julio 2004 y Foro Mundial Urbano – Barcelona, octubre 2004. Revista Paz y Conflictos, nº 5, 184-196. 

Nuestra colección de libros

Selección de artículos del curso

García-Palacios, P., Crowther, T.W., Dacal, M. et al. Evidence for large microbial-mediated losses of soil carbon under anthropogenic warming. Nat Rev Earth Environ (2021). https://doi.org/10.1038/s43017-021-00178-4

Luna Rico, Y., Guijarro, J.A. y López Díaz, J.A. (2012): Reconstrucción, homogeneidad y tendencias de las series históricas de precipitación mensual acumulado en la España peninsular y las islas Baleares. En: Cambio climático. Extremos e impactos. Madrid: Asociación Española de Climatología, 2012, p. 499-507.

Mestre Guillén, I., Casado Calle, M.J. y Rodríguez Camino, E. (2015). Tendencias observadas y proyecciones de cambio climático sobre España. En: Los bosques y la biodiversidad frente al cambio climático: impactos, vulnerabilidad y adaptación en España. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, p. 87-98.

Moreira Madueño, J.M. (2008): El cambio climatico en Andalucía : escenarios actuales y futuros del clima. Revista de Medio Ambiente, nº 59, 35-41.

Ortiz Espejel, B. y Vázquez Aguirre, J.L. (2010): Gestión pública transversal ante el cambio climático y conceptos en materia de detección y atribución. Realidad, datos y espacio : revista internacional de estadística y geografía, nº 1, 30-46

Velázquez de Castro, F (2019).  ¿Por qué no se habla ya de ‘cambio climático’ sino de ‘emergencia climática’? El Salto Diario 21 septiembre 2019

 

Delgado Cabeza, M. (2019): Emergencia climática. Portal de Andalucía, 27 de septiembre.  

Delgado Cabeza, M. (2020): Por otra economía para Andalucía. Portal de Andalucía, 19 de junio. 

Martín, I. (2014): Consumo y derroche de energía en el planeta, ¿podemos resistir? Blog EconoNuestra, 17 de noviembre. 

Naredo, J.M. (2020): Sobre las preocupaciones y metas del movimiento ecologista. Biblio 3w: Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, vol. XXV, nº 1.296. 

 

Cambio climático y coronavirus:

Ezenwa, V.O. et al. (2006). Avian diversity and West Nile virus: testing associations between biodiversity and infectious disease risk. Proc. R. Soc. B. 273, 109–117.  

Johnson, P.T.J., Thieltges, D.W. (2010). Diversity, decoys and the dilution effect: how ecological communities affect disease risk. Journal of Experimental Biology 213, 961-970.   

Jones, K.E. et al. (2008). Global trends in emerging infectious diseases. Nature 451, 990– 993. 

Keesing, F. et al. (2006). Effects of species diversity on disease risk. Ecology Letters 9, 485– 498.  

Ruiz, M.J., Benítez, A. (2020). Coronavirus, enfermedades emergentes y conservación de la biodiversidad. Blog AEET. 

Shah, S. (2020). Contra las pandemias, la ecología. Le Monde Diplomatique.

Temper, L., del Bene, D., Martinez-Alier, J. (2015). Mapping the frontiers and front lines of global environmental justice: the EJAtlas. Journal of Political Ecology 22: 255-278.

 

Bermejo, R. (2013). Ciudades postcarbono y transición energética. Revista de Economía Crítica, 16, 215–243. 

Borja, J. (2011). Espacio Público y Derecho a la Ciudad. Viento Sur, (116), 39–49.  

Borja, J. (2011). ¿Un cambio de ciclo o un cambio de época? Siete líneas para la reflexión y la acción. URBAN, No. 1(9), 83-88.  

Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad (2012): Foro Social de las Américas - Quito, julio 2004 y Foro Mundial Urbano – Barcelona, octubre 2004. Revista Paz y Conflictos, nº 5, 184-196. 

De Manuel Jerez, E. (2010): Construyendo triángulos para la gestión social del hábitat. Hábitat y Sociedad, nº 1, 13-37.  

De Manuel Jerez, E., López Medina, J. M., González-Arriero, C., Dimuro, G., Machuca de la Rosa, I., & Lora Chapela, M. (2012). Barrios en transición. Hábitat y Sociedad, (5), 35–55.  

De Manuel Jerez, E., Gónzalez-Arriero, C., Donadei, M., De Manuel Jerez, E., Gónzalez-Arriero, C., & Donadei, M. (2016). Las redes de Movilidad Urbana Sostenible y la reactivación del Espacio Público: Alcosa. Habitat y Sociedad, 9, 97–131. 

De Manuel Jerez, E. y López Medina, J.M. (2017): Dinamizar la regeneración urbana desde la escala barrial: aprendizajes y transferencias del proyecto Barrios en Transición. Ciudades, nº 20, 21-44.  

De Manuel Jerez, E. y Donadei, M. (2018): La extensión universitaria como dinamizadora de la función social compleja de la universidad. Estoa: Revista de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Cuenca, vol. 7, nº 14, 115-127.  

Llop, C., & Rueda, S. (2013). ¿Nuevos barrios urbanos o nuevos Ecodistritos? Regeneración urbana vs. extensión. La propuesta de Ecodistrito Los Carriles para Alcobendas como proyecto- posición para un urbanismo renovado. Urban-e . Territorio, Urbanismo, Sostenibilidad, Paisaje, Diseño Urbano. Revista Digital.  

López Medina, J.M. (2010): Metodologías participativas para la Gestión Social del Hábitat. Hábitat y Sociedad, nº 1, 83-103.  

López Medina, J.M. et al. (2014): Transiciones Socioecológicas en ámbitos urbanos metropolitanos. Reconstruyendo la escala humana. Revista de Economía Crítica, nº 17, 136-154.  

Marcellesi, F. (2010): Cooperación internacional y Sostenibilidad. Ecologista, nº 65, 30-31.  

Muxí Martínez, Z. (2006). Ciudad próxima. Urbanismo sin género. Ingeniería y Territorio, (75), 68–75. 

Muxí, Z., Casanovas, R., Ciocoletto, A., Fonseca, M., & Gutiérrez, B. A. (2011). ¿Qué aporta la perspectiva de género al urbanismo? Feminismo /s: Revista Del Centro de Estudios Sobre La Mujer de La Universidad de Alicante, (17), 105–129.  

Ortiz, E. (2010): Derecho a la Ciudad, Producción Social y Gestión Participativa del Hábitat. Hábitat y Sociedad, nº 1, 55-70.

Pelli, V. (2010): La gestión de la Producción Social del Hábitat. Hábitat y Sociedad, nº 1, 39-54.  

Rueda, S. (1993). La ciudad como Ecosistema Urbano. Criterios de Ecología Urbana para la Planificación. Revista Economía y Sociedad (Vol. 8). 89-100. 

Rueda, S. (2011). El urbanismo ecológico: un nuevo urbanismo para abordar los retos de la sociedad actual. Territorio, Urbanismo, Sostenibilidad, Paisaje, Diseño Urbano, 1–34. 

Sánchez Madariaga, I. (2000). Urbanismo y participación. URBAN, 5, 147-148. 

Sánchez Madariaga, I. (2004). Infraestructuras para la vida cotidiana y calidad de vida. Ciudades: Revista Del Instituto Universitario de Urbanística de La Universidad de Valladolid, 8, 101–133. 

Tonucci, F. (2009). Ciudades a escala humana: la ciudad de los niños. Revista de Educacion. Revista de educación nº extraordinario 2009, pp. 147-168.

Ponencias del curso de Emergencia Climática

Licencia Creative Commons
2.985.468 visitas     Biblioteca de la Universidad de Sevilla Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.